OBRA GRáFICA

Eduardo Arroyo

Madrid, 1937

La obra de Eduardo Arroyo comenzó a inspirarse en el Museo del Prado cuando este lugar era un “islote de excepción” en el mediocre y represivo Madrid de su juventud. Treinta años después, veinte de los cuales transcurrieron en el exilio, el Prado volvió a inspirarle para realizar los grabados que forman parte de esta exposición. En ellos, el artista mantiene un diálogo vivo con las colecciones del museo, el cual da como fruto obras nuevas, que nacen de la combinación de los pensamientos que las pinturas a las que se enfrenta sugieren al artista, y la recreación de los fragmentos icónicos de esas mismas obras que considera más significativos.

Obra gráfica

Cleopatra

Cleopatra

Aguafuerte y aguatinta, 65 x 50 cm

Obra gráfica

La criada de Teniers

La criada de Teniers

Aguafuerte y punta seca, 65 x 50 cm

Obra gráfica

Retrato del enano Sebastián de Morra nacido en Cadaqués en la 1ª mitad del siglo XX

Retrato del enano Sebastián de Morra nacido en Cadaqués en la 1ª mitad del siglo XX

Aguafuerte, 65 x 50 cm

Obra gráfica

Vanitas

Vanitas

Aguatinta a la resina, 65 x 50 cm

 

© Eduardo Arroyo, A+V Agencia de Creadores Visuales, 2018