COLECCIóN 1991

Eduardo Chillida

San Sebastián, 1924 - San Sebastián, 2002

Eduardo Chillida fue degustador de la buena pintura, a cuya práctica se dedicó en momentos de intimidad personal, quizás para desfogar su habitualmente reprimida pasión por el color, pero, sobre todo, fue un privilegiado observador y experimentador del espacio. Es lógico, por tanto, que al enfrentarse a las obras del Museo del Prado fuera el espacio que habita en los cuadros lo que con mayor fuerza reclamara la atención del escultor. Chillida materializa en sus grabados el espacio pictórico, al que él atribuye la capacidad de dar cuerpo a la composición y de participar de manera activa en la configuración de los objetos.

Zedatu I

Zedatu I

Aguafuerte al azúcar, 50 x 65 cm

Zedatu II

Zedatu II

Aguafuerte al azúcar, 50 x 65 cm

Zedatu III

Zedatu III

Aguafuerte al azúcar, 50 x 65 cm

Zedatu IV

Zedatu IV

Aguafuerte al azúcar, 50 x 65 cm

 

© Zabalaga-Leku, VEGAP, Madrid, 2018.