Fundación Amigos del Museo del Prado

Fundación Amigos Museo del Prado
Hazte amigo. Colabora, contribuye, forma parte del Museo

No sólo Venecia, la otra pintura del Norte de Italia en las colecciones del siglo XVI

Otoño 2009

Del Museo del Prado

En general, cuando se cita la pintura del norte de Italia el aficionado a la pintura piensa siempre en Venecia, Bolonia y Milán, pero lo cierto es que el panorama artístico de la zona en el siglo XVI es infinitamente más rico. Así, en este curso se pretendió trazar un recorrido por esas escuelas, menos conocidas, pero a menudo presentes como auténticas obras maestras del Prado.

Así, en el caso de Parma, la pintura de Correggio y Parmigianino influirá en el devenir de la pintura europea durante los siglos sucesivos. Aunque no se puede considerar Urbino exactamente como parte del norte de Italia, no se puede dejar de tener presente a Barocci, deudor de los hallazgos del propio Corregio.

Por otra parte, Cremona y Bérgamo, si bien influenciadas por Venecia, son dos escuelas perfectamente independientes, de cuya singularidad dan fe Antonio y Vincenzo Campi y de Battista Moroni. Y por último, de la escuela veneciana se habló de Veronese, cuya obra en el Museo, un tanto eclipsada por la fama de las obras maestras de Tiziano y Tintoretto, no se valora lo suficiente.